Sentencia T-032 de 12 de febrero de 2018 - Corte Constitucional.

Visto 163 veces
El transporte corresponde a un servicio que  debe ser costeado únicamente por el paciente y/o su núcleo familiar, no obstante, en el desarrollo jurisprudencial se han establecido unas excepciones en las cuales la EPS está llamada a asumir los gastos derivados de este, ya que el servicio de transporte no se considera una prestación médica, pues se ha entendido como un medio que permite el acceso a los servicios de salud, visto que en ocasiones, al no ser posible el traslado del paciente para recibir el tratamiento médico ordenado, se impide la materialización del derecho fundamental.
Iniciar Sesión para Leer Más.
Inicia sesión para enviar comentarios