Sentencia T-311 de 12 de julio de 2019 - Corte Constitucional.

Visto 18 veces
El derecho a la comunicación de los reclusos puede ser limitado, pero en ningún caso se puede impedir la libre expresión de los sentimientos afectivos o manifestaciones del fuero íntimo de la persona, de lo contrario se estarían imponiendo restricciones arbitrarias y desproporcionadas al ejercicio del citado derecho.
Iniciar Sesión para Leer Más.
Inicia sesión para enviar comentarios