Jurisprudencia

Jurisprudencia

Simulación absoluta: aplicación del principio de conservación del negocio jurídico.
Las minas de carbón que pertenezcan por accesión al dueño del terreno en donde se hallen situadas, se rigen en general por el derecho común; le son aplicables los artículos 762 y siguientes del Código Civil, que establecen la posibilidad de que un poseedor se haga al dominio, tanto el bien principal como sus accesorios, por el paso del tiempo, siempre que la detentación física por parte de los particulares se conserve sin solución de continuidad.
Los colombianos en el exterior, residentes o domiciliados, en materia de estados civiles, no se rigen por una legislación extranjera. La ley colombiana los persigue en el lugar donde se encuentren.
Herederos de la vendedora demandan la simulación absoluta, la nulidad absoluta y la rescisión por lesión enorme del convenio, con el propósito de que la cuota parte del inmueble objeto de litigio, entre a conformar el patrimonio herencial.
Situaciones en las cuales el arrendatario tiene derecho a la renovación del contrato de arrendamiento y a continuar gozando de la propiedad comercial en el lugar arrendado. 
La acción reivindicatoria difiere cuando la pretensión versa sobre «una cosa singular», de la que el demandante propietario «no está en posesión», de aquella que tiene por objeto «una cuota determinada proindiviso de una cosa singular».
La demostración de una perturbación mental que nuble el juicio necesario para manifestar eficazmente la última voluntad es asunto que debe circunscribirse al momento mismo de otorgar el testamento.
Para determinar la validez de la declaración de corrección provocada por el requerimiento especial cuando se modifican renglones que no fueron glosados por la administración, esta debe analizar, si a pesar de esa diferencia, se puede concluir que el contribuyente reconoció y aceptó los hechos cuestionados oficialmente. 
Se precisa y modifica el precedente jurisprudencial de la Sección sobre la interpretación y el alcance del artículo 62 de la Ley 4 de 1913, en cuanto a la extensión de términos en meses y años que finalizan en días no hábiles, en el sentido de entender que en esos eventos el término se extiende hasta el día hábil siguiente, sin que se haga distinción respecto de quién corre el plazo: el administrado o la administración.
Las facultades y la competencia de fiscalización de la administración no cambian con ocasión de los procesos de fusión societaria y las obligaciones tributarias de carácter formal y sustancial que surjan o se consoliden con posterioridad a su perfeccionamiento las debe cumplir la sociedad absorbente, de forma independiente de la absorbida.